Qué son las aves rapaces, tipos que existen y ejemplos

Existen muchos tipos de pájaros, pero uno de los más llamativos son las aves rapaces. Estas también son conocidas como aves de rapiña o también de presa. En pocas palabras, son unas depredadoras del aire.

Su principal característica es que son aves cuyo cuerpo se encuentre preparado para ser cazadoras. Su alimentación por tanto se basa en dar caza a otros animales, por lo que cuentan con cuerpos ágiles y fuertes.

Características de las aves rapaces.

aves rapaces

No existe un único tipo de ave de rapiña, en realidad son un conjunto de especies que poseen formas similares de vida. Es decir, la cacería furtiva es lo que termina por agruparlas.

Una característica muy llamativa es que suelen estar en la cima de la cadena alimenticia en su región. Esto quiere decir en pocas palabras que no son presas de ninguna otra especie, nadie las caza a ellas.

Si bien es verdad que podrían ser consumidas por otro depredador, lo natural es que ellas se encuentren dando caza a otros animales de un entorno determinado. El cual, tienen controlado y dominado.

Su cuerpo suele ser grande y fuerte, para poder ganar las batallas contra sus presas. Además, suelen tener una visión muy poderosa que les permite estar cubriendo de forma amplia todo el campo por el que andan.

Dentro de ellas, existen otros dos tipos muy bien diferenciados: nocturnas y diurnas.

Rapaces diurnas.

Como dice su nombre, suelen salir de cacería durante el día. Aprovechan la luz del día para poder observar los campos enteros y cazar a sus presas.

Entre ellas, las más conocidas son las águilas, que terminan por ser reinas absolutas del aire. Capaz de notar pequeños animales incluso aunque ellas vuelen a cientos de metros del suelo. Y pueden bajar a capturarlas en segundos.

Los cernícalos y halcones son otras aves parecidas, que son conocidas por ser aves de presa diurnas. Son algo más pequeñas que las águilas, pero también son letales a la hora de atrapar a su víctima.

Aves nocturnas.

Su contra parte es la ave de caza de noche. Ellas aprovechan las sombras y la oscuridad para poder ir detrás de sus presas. Su fisionomía es diferente a las aves diurnas, porque tienen otro tipo de ventajas para ello.

Debido a la oscuridad en la que van a cazar, tienen los ojos mejor desarrollados para ello. Pero sobre todo, muchas de ellas tienen el sentido del oído con un nivel auditivo mayor al de la mayoría de animales.

Esto se refleja incluso en la forma de su cabeza, ya que esta suele ser pequeña y con el pico corto. La idea detrás de este diseño es que puede de esta manera lograr captar de una forma mucho más sencilla los sonidos de rebote.

Aves necrófagas.

Este es un tercer tipo, pero que varía tanto en funciones con los dos anteriores que merece su propio apartado. Estas aves se encargan de la carroña, de comerse los cadáveres que puedan quedar en el campo.

De este tipo de aves, la más conocida es sin duda el buitre. Su cuerpo no se encuentra listo para pelear ni entrar con presas, ya que toda su alimentación es basada en animales que ya perdieron la vida.

Eso sí, son aves de gran tamaño y con un pico enorme, que les permite desgarras y consumir grandes cantidades de carne animal.

La cacería de los cazadores.

aves de presa

Desafortunadamente, la mano del hombre siempre termina por entrometerse en la naturaleza. Las águilas y halcones por ejemplo, son animales magníficos, por lo que muchas personas terminan por capturarlos.

Por lo tanto, y rompiendo las leyes naturales, el cazador si se vuelve cazado. En gran parte de los países, tener uno es ilegal, o en su defecto, para poder tenerlos requieres haber pedido una serie de permisos y cumplir requisitos.

También para mala fortuna, existen países en donde se les da caza a las aves necrófagas. Por considerarlas aves desagradables y apestosas. Por lo tanto, al verlas se les suele disparar buscando acabar con ellas.

Pero ellas son necesarias para un ecosistema. Ya que gracias a ellas, se puede evitar la propagación de enfermedades o que se contamine el agua con los restos de otros seres vivos.

Ejemplos de aves rapaces.

Algunas de las más conocidas son:

  • Águila real.
  • Águila calva
  • Buitre torgo
  • Condor andino
  • Secretario
  • Busardo ratonero
  • Águila imperial
  • Lechuza
  • Cárabo

Las aves rapaces son parte importante del ecosistema, pues aunque se consideren amenaza para algunos, tienen funciones que deben cumplirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.