¿Existen animales que no duermen de noche o nunca?

Dormir es parte de nuestro día a día. Es necesario para descansar y reparar nuestras fuerzas. Como parte de nuestro conocimiento, sabemos que esto es normal también es todos los animales, que necesitan reposar.

Pero, ¿es verdad que existen animales que no duermen? Esta afirmación para nosotros puede resultar difícil de creer, ya que contradice lo que sabemos sobre la biología de los seres vivos.

¿Por qué no pueden dormir?

animales que no duermen

Todo se encuentra relacionado en la forma que trabaja su fisiología. Cada uno de ellos tiene una explicación de porque descansan de una forma diferente.

Podemos decir que existen diferentes grados de respuesta, ya que haya algunos que estarán activos de manera parcial. Mientras que otros, lo que sucede es que duermen demasiado poco durante el día.

Un primer ejemplo es la ballena y el delfín, que uno puede pensar que no tienen ninguna forma de descanso. Estas parecen estar siempre activas, pero permanecen cerca de la superficie.

Lo que sucede en su caso es que solo estaría funcionando la mitad de su cerebro. Mientras que una parte se encuentra reposando, la otra estará despierta para poder dar oxígeno al cuerpo. Podemos decir que duerme parcialmente.

El caso de la jirafa es diferente, ya que esta se sabe que duerme. Pero lo hace por muy pocas horas al día, de hecho por lo regular le basta únicamente dos. Y no lo hace de forma continua, sino en periodos de 5 a 10 minutos.

Es por eso que da la apariencia de no dormir, porque siempre la ves activa. Pero sus sueños son cortos e interrumpidos, por lo que estamos hablando de una forma diferente de descansar. Además, duerme de pie, porque se le dificultaría pararse.

El elefante es un caso parecido, porque si bien puede llegar a acostarse, es bastante común que duerma de pie. Y también, es probable que no puedas ver cuando descanse, ya que puede pasar hasta 48 despierto.

El motivo de ello es que permanece alerta, vigilando que no haya ningún peligro para él o su manada. Al estar de pie, tiene movilidad inmediata y su cuerpo puede hacerlo.

El caballo es otro caso bastante conocido. Ya que puede dormir de pie y además lo hacen muy poco. Solo requieren 3 horas al día para poder reponerse.

Es verdad que pueden tumbarse para dormir, pero esto es en casos donde el caballo se encuentre demasiado agotado. En condiciones normales, cada vez que entres a una caballeriza, lo verás de pie.

El sueño en insectos y peces.

Los anteriores son animales que son mucho más fáciles de observar. Pero, ¿existen animales que no duermen entre los peces e insectos?

Las hormigas obreras son un buen ejemplo, ya que estas parecen estar moviéndose de manera constante. Lo que sucede es que al día para dormir requieren menos de 4 horas, pero es nuevamente un caso de sueño interrumpido.

Solo requieren unos minutos para dormir y volver a moverse. En el caso de las hormigas reina este sueño es mucho más largo, por lo mismo que requiere más cuidado por su capacidad reproductora.

Entre los peces también podemos encontrar algo curioso. Ya que si dejan de nadar y reposan, haciendo algo muy parecido a dormir. Pero no entran en sueño REM, que es el sueño más profundo de todos.

Por lo que están hasta cierto punto despiertos, porque se encuentran vigilantes de cualquier depredador que pueda aparecer. Y puedan actuar en consecuencia.

Entonces, ¿no existen animales que jamás duerman?

La respuesta ha sido larga, pero no podría ser concreta. Como verás, todos los animales tienen alguna forma de reposo. Pero esta es bastante diferente al concepto de dormir que tiene el ser humano.

Algunos descansarán de manera parcial, otros de pie, otros por minutos y otros no lo harán profundo. En definitiva, todos los animales requieren reposo, pero no duermen como el ser humano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *