Porque los flamencos se paran en una sola pata: teorías e hipótesis más recientes

Los flamencos son aves bastante famosas. La mayoría de personas pueden reconocer con facilidad a estas aves, pero no es únicamente por su apariencia. Que a decir verdad, esa apariencia rosada y delgada sigue siendo muy particular.

No, en realidad son bastante recordadas por el hecho de pararse en una sola pata para estar. Una posición que puede llegar a pensar uno que es bastante incómoda, pero para ellos es lo normal. ¿Por qué lo hacen?

El misterio de los flamencos parados en un solo pie.

porque los flamencos se paran en una sola pata

Y es curioso pensar que tenemos información muy bien investigada sobre muchos aspectos, pero la realidad es que hasta ahora las respuestas sobre este apartado son diversas teorías. Ya que no se sabe a ciencia cierta porque lo hacen.

En primer lugar, hay que dejar claro que el Phoenicopterus ruber (nombre científico del ave), es una que pasa la mayor parte del tiempo de pie en el agua. Lo hacen porque de ahí obtienen el alimento para su día.

Algunas hipótesis son:

Para cansarse menos.

Ellas pasan muchas horas al día en la misma posición, esperando para poder captar algún pez. Lo que significaría mucho cansancio, porque no se encuentran acostadas o sentadas esperando, sino paradas.

Por lo tanto, reducirían la fatiga al estar paradas en un solo pie. Un ser humano si hiciera esto no obtendría ventaja, lo más seguro es que se cansaría más. Pero su cuerpo estaría preparado para aprovechar la posición.

Escapar mucho más rápido.

En base a la observación, algunas personas afirman que realizan esto para poder escapar de los depredadores mucho más rápido. Hay que decir que si bien pueden volar, no son las aves más rápidas en este aspecto.

Por lo que al estar en un solo pie, ya tienen iniciada la secuencia para poder escapar volando. Cada segundo cuenta para poder escapar de ellos.

Surgen las hipótesis.

Pero hoy en día, la presencia de nueva evidencia ha considerado obsoletas algunas de estas teorías. Y si bien no se considera la respuesta absoluta, al menos tiene mucho más base para dar algo más de luz al asunto.

Al pasar bastante tiempo en el agua, es normal que tiendan a enfriarse. Piensa como te sientes al meterte en el agua, poco a poco tu cuerpo empezará a ponerse a la misma temperatura de donde te encuentras sumergido.

Por lo que las aves se paran de esta manera para poder conservar el mayor calor corporal posible. Si metieran la segunda pata, tendrían todavía más de su cuerpo metido dentro del agua.

Ellas cambian de pata cada cierto tiempo, para evitar que dicha extremidad se vaya a enfriar demasiado. Esto tiene el nombre de termorregulación.

Estar en esta posición no les provoca ningún cansancio físico en particular, por naturaleza tienen una alta resistencia. Además de eso, vale la pena destacar que no tienen tienen una pata dominante, ósea, ser zurdos o diestros.

Que no les provoque ningún esfuerzo además fue probado con un hecho bastante curioso: cuando estas aves mueren, todavía pueden permanecer de pie. Lo que comprueba una vez más el poco esfuerzo que les lleva.

Esta hipótesis es la más aceptada a la fecha. Por el momento, no se conoce a profundidad todos los aspectos de la anatomía del flamenco. Y si bien es verdad existen otros aspectos a estudiar más urgentes, la curiosidad del ser humano por saber demanda esta respuesta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *