Conoce porque algunos animales viven en cuevas y como se clasifican

Los animales siempre encuentran lugares para poder dormir, donde creas sus madrigueras. Estos son muy variados, ya que cada animal tiene sus propias características y por lo tanto, sus propias necesidades de vivienda.

Lo pueden hacer bajo la tierra, sobre un árbol o debajo algo. En este caso vamos a hablar de los animales que viven en las cuevas. ¿Qué les hace tomar un sitio como estos de hogar, existe algún caso en específico?

La razón por la que viven en cuevas.

porque algunos animales viven en cuevas

Es bastante seguro que en alguna ocasión hayas escuchado el término cavernícola o troglodita. Al pensar en este término, te vendrá a la cabeza un ser humano muy primitivo vestido con una rudimentaria ropa de cuero.

Pues es necesario que sepas que el término no solo se aplica a personas, sino también a animales. Y se refiere a todos aquellos que viven en cuevas, por lo que el término se le aplicó a las primeras personas por vivir ahí.

El motivo por el que un ser vivo elije vivir ahí es en primer lugar por simple cuestión de comodidad y privacidad. Estos sitios son oscuros y de difícil acceso, ya que por lo regular se puede entrar desde un solo sitio.

Esto les permite tener unos hogares que cumplen con requisitos como seguridad, tener un techo para dormir y evitar a los depredadores. También un sitio seguro para criar a sus hijos, donde puedan estar lejos de los peligros del exterior.

Pero entre los habitantes de las cuevas, podemos encontrar dos clasificaciones principales:

  • Troglobios: son animales que viven dentro de las cuevas de forma permanente durante todo el año.  En la mayoría son invertebrados y la especie se ha introducido paulatinamente ahí, pues ninguna especie es originaria de cueva.
  • Troglóxenos: son animales que pueden aprovechar las cuevas para vivir, pero también salen de ella, ya sea durante una época del año en específico o unas horas.

Vale la pena señalar también que existen los troglófilos,  que son animales que tienen la capacidad de vivir tanto fuera como dentro de las cuevas.

¿Cómo afecta el vivir en las cuevas?

Estos son sitios oscuros, húmedos y escondidos. Por lo tanto, los animales que lo tienen como principal hábitat comienzan a sufrir adaptaciones.

Algunos pueden llegar a perder la vista por no necesitarla, cambiar a un color que le permita esconderse de los depredadores o tener una alimentación basada en lo que únicamente encuentren en el interior.

Ejemplos de animales que viven en cuevas.

Es interesante aclarar que la cantidad de invertebrados que viven en cuevas es enorme, por lo que sería un listado demasiado largo.

En su lugar, aquí encontrarás nombres de algunos vertebrados que se han adaptado a vivir ahí dentro:

  • El oso pardo es uno de los ejemplos más clásicos. Donde sabemos que andan buscando alimento al cazar, pero que se refugian en el interior de las cuevas. Incluso lo toman para poder hibernar durante fin de año.
  • El murciélago también es un conocido ejemplo. Es de los animales que son ciegos, pero que gracias al radar natural que tienen pueden localizar todo a su alrededor para poder andar.
  • El búho real es de esos ejemplos de animales que podemos ver dentro y fuera. Ya que sale a cazar y se encuentra adaptado a los espacios aéreos. Pero regresa a dormir a estos sitios ocultos, donde también cría a sus hijos.

El ser humano se adaptó a utilizar estos espacios naturales en su momento. No evolucionó para quedarse ahí dentro. Pero sin duda, en algún momento fueron cavernícolas al haber utilizado estos sitios como hogar, hasta que construyeron sus hogares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.