Porque las abejas mueren al picar a una persona y si pasa con todas

La percepción hacia las abejas hoy en día ha cambiado. En tiempos remotos, se les consideraba como una especie de plaga, que nos podía picar por cualquier motivo. Hoy sabemos que no es así, que en realidad son pacíficas.

De hecho, es probable que si te han picado es porque de alguna forma se sintió amenazada por tu parte. Unido a esto, hay un dato que a muchos les causa curiosidad: porque se dice que las abejas mueren al picar.

Porque uno pensaría que es su medio de defensa. Que te pican, se defienden y salen para seguir haciendo lo suyo. Pero pareciera ser que este medio de defensa, pero tiene un alto costo.

Las abejas saben que mueren si pican.

porque las abejas mueren al picar

Las abejas no van picando todo el tiempo porque saben que les costará la vida. Al picar, lo que sucede es que al meter el aguijón, al intentar sacarlo sufrirá un desgarre masivo. Todo ello en músculos, nervios y tracto digestivo.

Por otro lado, esto es algo que hacen las obreras para proteger a la reina. La abeja reina se encuentra más concentrada en producir nuevos obreros, por lo que deja la defensa al resto de la colmena.

No todas las abejas pican.

Otro dato que puede resultarte útil es saber que en realidad no todas las abejas pican. Incluso hay algunas especies que nacen sin el aguijón.

Un abejorro por ejemplo, tiene una estructura similar a la de una abeja, pero son más grandes. En su caso, pueden llegar a picar en más de una ocasión sin sufrir el cruel desenlace.

¿Cuántas veces puede picar una abeja?

Debes tomar en cuenta que las abejas si usan su aguijón para picar de diversas formas. Y no en todas son letales. Por ejemplo, para poder pelear con otros insectos la puede utilizar en múltiples ocasiones sin problemas.

El picar al humano y mamíferos en general las puede matar, debido a que al hacerlo se queda en la piel gruesa y no puede sacarla. Pero si la usa para picar en plantas u otras maneras, en donde puede terminar por sacarlo fácilmente.

Por lo tanto, no es que existe un número limitado de intentos en que una abeja puede usarlo. Es como si dijeras cuantas ocasiones puedes mover tu brazo o mover tu mandíbula.

Si pones tu cuerpo en gran peligro, es comprensible que puedas seguir salir dañado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *