Porque relacionan a los gatos negros con las brujas

Las brujas son parte de la cultura popular. Y en realidad, no son nuevas, han acompañado a la humanidad por cientos de años. Pero el concepto que tenemos de ellas no es el mismo que existía hace muchísimos años.

En nuestros tiempos, cuando lo dibujamos o salen en películas, siempre terminamos por colocar un gato negro a su lado, ¿Qué significado tiene, porque relacionan a los gatos negros con las brujas?

Definiendo la bruja moderna.

gatos negros y brujas

Las brujas no siempre fueron graciosas o parte de nuestras vidas como algo agradable. Hace más de 500 años, la historia de las antecesoras de la bruja moderna era algo más triste y con un lado bastante oscuro.

Si bien es cierto que existieron muchas mujeres que se encontraban practicando la magia negra, también hubo muchas acusadas injustamente. Fue un tiempo de cacería de brujas, en donde cualquier mujer podía ser acusada.

Esto hizo que muchas de ellas fueran ejecutadas de manera injusta, con medios bastante inhumanos y crueles. Hablar de ellas no era agradable, incluso podía dar miedo porque te vayan a relacionar con ellas.

La bruja que creó el cine.

El cine y otros medios de entretenimiento buscan monetizar la diversión. Y hubo un tiempo en donde hubo un giro en los acontecimientos y empezaron a utilizarse elementos de miedo para poder divertirnos.

El Halloween por ejemplo tiene un pasado más oscuro. Pero en la época en que vivimos, es básicamente una fiesta. En donde todos se disfrazan de seres del inframundo y ven películas de miedo para pasarla mal.

De ahí surgieron varios personajes, cuyo origen se remonta a viejas leyendas, cuentos y libros diferentes. Por eso comenzamos a ver a Drácula, Frankenstein, la momia, el hombre lobo y, por supuesto, la bruja.

Comenzaron a aparecer cada vez más productos a la venta y también películas que usaban estos elementos. Y fue ahí cuando comenzó a tener una figura cada vez más definida.

El gato negro y la bruja.

Rememorando historias de brujas antiguas, se empezaron a rescatar varios elementos.

  • El sombrero de punta, que podía usarse en la época.
  • La escoba, que supuestamente les ayudaba a enfocar la magia. Y también, para volar según algunos.
  • Un aspecto horrible, mostrándolas incluso deformadas. Incluso pueden tener color verdoso.
  • Y…un gato a un lado.

Para poder responder esto, debemos saber que en la época de la inquisición, los gatos eran considerados como seres demoniacos.

Incluso, algunas personas llegaron a afirmar que en realidad dichos gatos podían ser en muchas ocasiones las brujas mismas disfrazadas. Por eso, en ese tiempo estos felinos negros eran perseguidos y eliminados.

Debido a esta relación, se les comenzó a colocar a un lado en todas las representaciones de brujas. Como su mascota fiel, que siempre se encuentra a su lado y que es tan mala como ella –supuestamente-.

¿Los gatos negros tienen algo de malo?

gato negro ser maligno

No, para nada. Y tristemente, por estas historias muchas personas les terminan por tener miedo. Pero solo es un color de pelo, en realidad no tienen nada de malo. Son simplemente como otro gato.

Pero la superstición de la gente ha causado que tengan mala fama. Algunos les temen de manera sincera. Otros no están muy seguros, pero por todo lo que han oído, prefieren hacer tomar distancia de ellos.

No son animales del mal ni mucho menos. Es bastante injusto que tengan esta reputación tan dudosa. Pero ahora ya sabes porque se les relaciona con las brujas. No son seres demoniacos.

Simplemente, quedaron atrapados en una serie de costumbres que los terminaron dejando a un lado de seres tan despreciables, como un maligno compañero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *