Sarna en gatos: Causas, tipos y tratamiento

La sarna es un problema en la piel que llega a afectar a una gran cantidad de animales, aunque las personas por lo regular lo relacionamos con perros y gatos. Pero el motivo es simple, son los seres con los que más convivimos.

Pero algo que se debe dejar claro es que no es considerado una enfermedad, sino podemos considerarlo más bien una infección. Todo por la aparición de ácaros en la piel, que muerden y causan esa reacción.

Causas por las que un felino puede tenerlo.

sarna en gatos

Algo que puede comenzar a tranquilizar es que la sarna en felinos es poco común. Pero no es inmune por supuesto y también suele pasar que los dueños tardan en lograr reconocer el problema.

La causa puede ser simplemente con el contacto con otros gatos, ya se por medio de peleas o cualquier otro. Esto es por ser altamente contagioso, por lo que no es difícil adquirirlo una vez en el ambiente adecuado.

Tipos de sarna en gatos.

También es bueno saber que no existe un solo tipo de sarna. Aquí encontrarás una descripción de cada tipo

Sarna canina: Por el nombre puede parecer como algo exclusivo de los perros, pero contagia a los gatos. Suele ser adquirido de un perro en casa, provocando caída de cabello, picazón y llagas.

  • Sarna otodéctica: Esta hace su aparición en las orejas del minino. Puede ser difícil de ver al inicio al ser un problema interno, pero si se propaga ya podrá verse de forma externa. Lo peligroso es que puede dañar el tímpano del animal.
  • Sarna felina: Es similar en síntomas a la canina, pero su origen se encuentra relacionado a otro gato. Es difícil de distinguir, solo una revisión de experto podría diferenciarlo.
  • Caspa ambulante: Provocado por el Cheyletiellosis, son ácaros pequeños y de color blanco. Se mueven por todo el cuerpo del animal y pueden llegar a afectar a humanos.
  • Trombiculosis: Causado por unos ácaros de nombre niguas, se pegarán a la piel del gato, tomando de su sangre para luego caer. A la vista se ven como pequeños óvalos de color naranja, dejando marcas luego de morir.

¿Cómo puedo determinar que tiene sarna?

Lo primero que notarás será su cambio de comportamiento, en donde notarás como se la pasa más tiempo lamiéndose y rascándose. De hecho comenzará a rascarse usando su pata, algo no tan común en un gato saludable.

Es ahí cuando deberás proceder a hacer una revisión entre su pelo. Si notas zonas enrojecidas, es que ya tiene algún tipo de sarna. Será necesario que comiences a hacer algo al respecto antes que crezca. No olvides revisar en el interior de sus orejas.

Algunos pueden pensar que su gato no tiene sarna, y que solo al estar a simple vista lo toman como un gato perjudicado. Pero eso es un estado muy avanzado ya, que pudo haberse prevenido.

¿Cuál es el tratamiento?

Lo mejor será que lo lleves al veterinario, porque como ya se determinó, existen distintos tipos de causantes. Por lo tanto, su tratamiento estará relacionado dependiendo del tipo que se encuentre enfrentando.

Por lo regular te van a recomendar comprar un shampoo especializado, siguiendo las indicaciones al pie de la letra. Por mientras, intenta alejar a tu gato de otras mascotas, en caso de tener más de un animal en casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.