5 animales con respiración pulmonar de distintas especies con ejemplos

Aunque pensemos en la respiración usando la nariz para llevar el oxígeno a los pulmones, existen muchas formas en que los seres vivos obtienen los elementos que necesitan del ambiente. Un buen ejemplo son los animales con branquias.

Pero hoy dejaremos de lado todos esos, sino que te daré algunos ejemplos de animales que usan los pulmones tal como los seres humanos. Que tienen una respiración muy similar a la que tienes tanto tú como yo.

Ejemplos de animales que llevan oxígeno a los pulmones.

5 animales con respiración pulmonar

Todos ellos tienen un sistema interno de respiración muy reconocible, similar al utilizado por las personas.

Anfibios.

Los anfibios a pesar de su apariencia, tienen respiración pulmonar. Y no es así toda la vida, ya que inicialmente al nacer poseen branquias. Por lo que su respiración será muy similar a la que poseen los peces.

Pero conforme van creciendo, las branquias van desapareciendo. Aunque su sistema tiene ciertas diferencias con el ser humano, ya que básicamente hacen uso de su boca para poder absorber el aire, no tienen un sistema tan automático.

Ejemplos: Sapos, salamandras y ranas.

Los mamíferos.

Por supuesto, no podíamos dejar fuera a los mamíferos. El ser humano se encuentra incluido entre ellos. De hecho, podemos decir que la gran mayoría de los pertenecientes a esta clase de animales tendrán ese tipo de respiración.

Si revisas el interior de una gran cantidad de animales, la similitud con el humano es enorme. Sus pulmones tienen una alta cantidad de alvéolos, el cual irá variando según cada animal. Son muy comunes, en conclusión.

Ejemplos: Los gatos, perros y ratones.

Los reptiles.

Si vienen poseen pulmones para su respiración, el conjunto en general es bastante distinto. Si lo comparas con un anfibio, notarás como su estructura es todavía más complicada, al tener un pulmón más fuerte y con otras funciones.

Ya que en lugar de ser la nariz la encargada de obtener el aire, será el pulmón mismo el principal encargado de obtener el preciado gas. Algunos como los cocodrilos incluso cuentan con músculos especiales para facilitar este trabajo.

Ejemplos: cocodrilos, tortugas y serpientes.

Los pájaros.

Seguro al ver el pechito subiendo y bajando de un ave ya habrás intuido que tiene pulmones. Pero ese ritmo tan alto para respirar es porque requieren por lo regular una demanda de oxígeno mucho mayor al de las personas.

Hay que tomar en cuenta que requieren llevar el aire incluso para el interior de los huesos. Consta con todavía más ciclos de respiración,  requiriendo una eficiencia y velocidad mucho mayor a la encontrada en los mamíferos.

Ejemplos: loros, canarios y ruiseñores.

Los pescados.

Los dejamos al último porque en realidad su sistema es muy diferente al de los mamíferos. Ya que al estar bajo el agua hacen uso de las branquias y un sistema respiratorio distinto. Pero entre todos ellos podemos encontrar al pez pulmonado.

Algunos de estos peces pulmonados hacen uso de sus branquias, mientras que otros salen directamente a la superficie a tomar aire. Son una rara excepción a la regla, pero nos permiten ver que algunas especies han evolucionado de esa forma.

En conclusión, verás que una alta cantidad de animales tienen respiración pulmonar. Pero la forma en que funcionan cambia diametralmente entre especies.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.