¿Por qué los perros huelen las partes íntimas de las personas? Y como evitarlo

Esto puede parecer una pregunta que cause algunas risas. Y en algunas personas incluso cause vergüenza, pero es que esto llega a suceder: tenemos por ejemplo un perro y va directo a intentar oler las partes íntimas.

Por supuesto, cuando esto nos pasa lo intentamos evitar rápido porque causa que pasemos por un momento de pena. Pero ahora bien, ¿Cuál es el motivo que nos huelan, acaso tenemos algo malo en ese momento?

¿Por qué los perros huelen a los humanos en las partes inferiores?

Por qué los perros huelen las partes íntimas de las personas

Para poder responder esto debemos pensar en primer lugar porque hacen esto también con otros perros. Porque si los has observado lo suficiente, habrás notado que igual son de oler dichas partes a otros caninos.

La razón es simple, ellos utilizan la nariz y los olores para recopilar información de su entorno. Su olfato se encuentra muy desarrollado, lo que causa que puedan percibir muchos olores que para un humano son imposibles.

Esos olores los utilizan para poder reconocer personas, lugares y otro tipo de situaciones. Cuando realizan este acto de oler a un perro, por ejemplo, gracias a ello recopilan información hormonas, género e incluso si ese perro se encuentra hostil.

Por lo tanto, al oler a una persona de igual forma se encuentra recopilando información. Es una zona con una alta cantidad de olores e información hormonal, por lo que se puede acercar ahí para obtener esos datos.

A muchas personas les avergüenza esa situación porque piensan que puede dar a entender que huelen mal. Que no se han bañado correctamente y que el perro se encuentra haciendo eso porque indica que huele mal.

No es así, como ya se dijo, simplemente es una parte que utiliza para reconocerte. Por supuesto, el perrito no sabe que está poniéndote en una situación bastante complicada.

¿Cómo puedo evitar que huela mis partes íntimas?

Puedes simplemente pensar que esto no es gran cosa, que solo es un perro siendo un perro. Pero si es de verdad molesto esta situación, pues deberás de ejercer un poco de acción disciplinaria.

Sobre todo esto es importante para cuando vayan visitas, ya que puede ser una situación bastante incómoda. Y para poder hacerlo necesitará un poco de entrenamiento, en donde por medio de órdenes firmes entienda que no es un buen comportamiento.

Para ello, es buena idea que cuando realice el acto, tires levemente del collar mientras le dices una orden específica. Puedes decirlo “no huelas” o “mal” o algo que pueda reconocer, siempre utiliza la misma palabra.

En caso de ser demasiado persistente, cuando vayan invitadas déjalo en una jaula por mientras, así separado. Ya que para algunos animales este acto lo tienen demasiado interiorizado y es difícil quitarlo.

Todo depende del perro, para algunos puede ser costumbre y otros ni hacerlo. Es pensar en general que simplemente sigue su instinto, por lo que si lo hace contigo puedes olvidarlo con el tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.