Función y ventajas de los perros para ciegos

Los perros para ciegos pueden ser una curiosidad para algunos. Pero para otras personas, son una herramienta vital para poder moverse y estar yendo a cualquier lado. Aunque aquí debo hacer una aclaración.

Al hablar de ellos como herramienta, es con todo el respeto que se merecen. Son seres vivos, no objetos. Simplemente, es referirnos a ellos en su apartado de utilidad, del servicio que pueden proporcionar a una persona.

Gracias a ellos, las personas invidentes pueden terminar por recuperar cierta independencia. Es por ello que hablaremos un poco de ellos, así como todas las ventajas que proporcionan a las personas.

¿Qué son los perros para ciegos?

perros para ciegos

Existen personas que pueden tener la mala fortuna de nacer ciegas o haber perdido la visión en un accidente. Sea cual sea el caso, la vida se les va a terminar por complicar por el mero hecho de no poder moverse y ver.

Con el tiempo, las personas pueden aprender métodos para lograr suplir un poco su visión. Entre ellas, se encuentran entrenar el oído, así como utilizar utensilios como bastones para poder medir la distancia de las cosas.

Pero no sobra ningún recurso: los perros para invidentes son un gran aporte, que proporcionan ayuda adicional, así como un apoyo psicológico. Porque si, los perros terminan por ser parte de su vida y un compañero en el problema.

¿Cuándo comenzaron a usarse los perros guía?

Uno puede pensar que es un invento nuevo o reciente. Pero la realidad es que las personas ya habían recurrido a estos animales para ayudar a los invidentes desde hace casi 2000 años para atrás.

En el año 75 después de Cristo, se encontró una figura que representaba a un hombre siendo guiado por un perro. A lo largo de la historia se han encontrado diversas referencias, que muestran como ya se apoyaban en el canino.

Alrededor del año 1800, podemos hablar que se comenzó a formalizar su uso y entrenamiento, con intentos cada vez más serios de poder usarlos de una forma más común y corriente como apoyo.

¿Qué funciones tiene un perro guía?

Ayuda al invidente a caminar por las calles. Estos animales buscarán los mejores caminos para poder andar, evitando obstáculos y otras personas. El usuario simplemente tendrá que confiar en su andar, para poder igual manera sortear obstáculos.

Evita paredes. Ya que el animal por instinto natural estará buscando la mejor ruta, evitará que el invidente termine por golpearse con una pared o algún obstáculo similar.

Se detiene en situaciones de peligro. Un perro entrenado sabe cuando detenerse, por ejemplo, para cruzar la calle. Es por eso que se necesita un perro que haya tenido el entrenamiento adecuado y no cualquier mascota.

El humano debe recibir capacitación.

ventajas de los perros para invidentes

El poder funcionar bien con un perro guía es un trabajo en equipo. Por tal motivo, la persona también deberá aprender a como obedecer las indicaciones que le de el canino. Ya que puede terminar por mal interpretarlo.

Se debe tomar en cuenta que sigue siendo un animal sin razonamiento. Si, se encuentra entrenado, pero también tiene sus limitantes. No sustituirá la vista, sino será un complemento para las personas.

Un perro guía terminará siendo un compañero indispensable para las personas que tengan problemas de visión. Y da un apoyo psicológico fuerte, gracias al vínculo que puedes terminar formando con él.

No todas las personas tienen acceso a ellos, ya que el entrenamiento de uno puede llegar a tener precios algo elevados. Pero en cualquier caso, si se cuenta con los recursos para poder tener uno, verás como la persona tiene un par de ojos que lo apoyen para el camino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *