Que es el entrenamiento con jaula para perro y como realizarlo

Tal vez porque tienes poco espacio o simplemente necesitas más control, tener a tu perro en una jaula de vez en cuando pude ser una buena idea. Sobre todo si tienes uno demasiado inquieto y requieres darle pausa un momento.

Pero meterlos en una jaula de repente puede llegar a ser demasiado estresante para ellos. Una forma de poder ayudarlos es entrenarlos para pasar tiempo en la jaula, de esta manera ya no le tendrán miedo ni nada.

Cómo entrenar a mi perro para estar en su jaula.

entrenamiento con jaula para perro

Algunas personas los meten a la jaula sin previo aviso, pero hay que entrenarlos para ello. De esta forma no se sentirán estresados al entrar, incluso puede llegar a gustarles.

Cuando los lleves, que sea un momento feliz.

Cuando vayas a meterlo en una jaula por primera vez, dile cosas bonitas y trátalo bien. Que sea un momento feliz para el animal, que note que algo bueno esta pasando. Como que le regalaste algo al meterlo en la jaula.

Esto reforzará de manera positiva el sitio, ya que piensa que se le está premiando. Siempre que lo vayas a poner en una jaula hazlo de buen humor para que crea que lo estás llevando a un lugar especial.

Dale de comer dentro de la jaula.

Otra buena idea es que de manera regular le des su comida estando dentro de la jaula. Le pones su plato y que coma, todo con la puerta abierta. Así para cuando termine pueda salir a dar la vuelta.

Si lo usas de manera habitual, el estar dentro de la jaula lo verá como algo positivo. Por lo que más adelante podrás meterlo y darle un snack. De esta manera al cerrar no se sentirá atrapado, pues al final está en un buen sitio.

Nunca la uses para castigar.

Una primera medida es que la jaula deberá ser tomada como un lugar seguro. Por lo tanto, en ninguna circunstancia vayas a meterlo en ella como castigo. Que le grites, haciéndole entender que hizo algo mal.

De hacer eso causarás que la jaula sea considerado un sitio malo, porque lo va a asociar a los regaños. Por lo tanto, la jaula déjalo siempre de manera exclusiva para guardarlo por necesidad, no por castigo.

Controle los tiempos dentro de la jaula.

Cuando lo ponga en la jaula debe ser en situaciones muy puntuales. Esta evitando que se pelee con otro animal, hay visitas o simplemente quiere evitar que siga corriendo por la casa. Pero no lo dejes ahí a largo plazo.

No lo tengas enjaulado todo el día, lo único que lograrás es que aumente su estrés. Estará irritado y empezará a odiar la jaula. Puede ser que pase ahora su tiempo ahí intranquilo y que comience a aullar o ladrar.

Ten una cama cómoda y puerta abierta.

Una buena forma de hacerle ver que es un buen sitio es colocar en el interior algo cómodo para que duerma. Entonces, procura tener la puerta abierta, para que pueda entrar a dormir ahí cuando le plazca.

De esta forma lo tomará como un sitio seguro, como su lugar especial. Por lo tanto, cuando le cierres no se alarmará: de todas maneras se encuentra en un lugar que le gusta. Que incluso tiene su olor y todo.

Déjalo durmiendo ahí algunas noches.

Para terminar de entrenarlo, comienza a darle de comer ahí y cerrar en la noche. No siempre lo dejes a hí, pero esto permitirá que empiece a tomar la jaula como un buen sitio para descansar, un lugar seguro.

No lo hagas diario, hazlo de vez en cuando. De esta forma incluso le dará ilusión cuando sea enjaulado, porque significará una golosina y dormir en un lugar agradable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.