Nutrias de mar: alimentación, hábitat, características físicas y curiosidades

Las nutrias más populares entre las personas y en los medios sin duda son las de río. Pero entre ellas, las nutrias de mar también son animales fascinantes que valen la pena conocer. E igual de tiernos que las de agua dulce.

De nombre científico Enhydra lutris, su característica principal y evidente es que tiene los mares como su hogar. Físicamente se parece a su contraparte de río, pero tiene rasgos propios que valen la pena resaltar.

Características físicas.

que comen las nutrias de mar

Los machos de las nutrias de mar tienen un tamaño aproximado de entre 1.2 y 1.5 metros de largo, con  un peso aproximado de entre 14 y 33 kilos. En el caso de las hembras, su tamaño máximo de 1.4 metros, con un peso aproximado de 54 kilos.

Al contrario de otras especies, la hembra es de mayor tamaño que el macho. Por eso cuando hay agrupaciones de estos animales, es más fácil reconocerlas.

Su cara, a comparación del resto de su cuerpo, es redonda y pequeña. Esto le termina por dar una apariencia muy tierna y juguetona, poseyendo además orejas y fosas nasales que se cierran cuando entra al mar.

Otra característica que cause una diferenciación con la versión del río, es la forma de sus patas palmeadas. Esto le permite moverse con mucha más facilidad en el mar, donde la fuerza del agua es mucho mayor.

Tal vez el rasgo más interesante que poseen es su pelaje, por ser conocido como el más denso entre los mamíferos. Puede tener entre 250,000 hasta 1 millón de pelos, muchísimo más que cualquier especie.

Gracias a ello, puede sobrevivir a temperaturas muy bajas, sin necesidad de tener altas cantidades de grasa en el cuerpo; su pelo viene en colores amarillo, gris, plata y marrón oscuro, nunca uniforme, sino una amalgama de todos ellos.

¿Dónde viven las nutrias de mar?

Las zonas donde pueden ser encontradas son en el océano pacífico norte, abarcando países como Alaska, las islas Aleutianas, las islas Kuriles e incluso en zonas que ya hace algo de calor como en Baja California en México.

Aquí encontrarás un artículo en donde profundizamos en el lugar donde viven.

¿Qué comen las nutrias de mar?

Su dieta principal son los moluscos y crustáceos que puede encontrar en la orilla del mar. Por lo tanto, encontrarás que come principalmente cangrejos, estrellas de mar, abulones y almejas que puede recoger.

También puede pescar, aunque no son la base principal de su alimentación. Puede llegar a bucear hasta 40 metros para poder obtener toda su comida.

Es un animal que demuestra gran inteligencia, ya que puede hacer uso de piedras para poder abrir la concha de los animales que encuentre.

La cacería es principalmente diurna, aunque algunas hembras pueden elegir también tomar la noche para realizar su cacería.

Es raro verlas en la costa, donde ocasionalmente paran para buscar comida y descansar. Casi siempre, se encontrarán en el mar.

¿Cómo duermen las nutrias de mar?

Gracias a su pelaje y sus características, pueden pasar mucho tiempo en el agua. A diferencia de otro tipo de nutria, ellas permanecerán en el mar para poder descansar.

Es común que se tomen de la mano para esto, ya que de esta forma no se alejan de los otros miembros de su especie. También, les permite estar unidas en caso de presentarse algún tipo de peligro.

como duermen las nutrias de mar

Reproducción.

Puede reproducirse en cualquier momento del año, pero por lo regular es la primavera el tiempo elegido para ello.

Los machos de la especie no son territoriales en general, pero durante la época de apareamiento si no permitirán la entrada de otros a su territorio.

El ritual se produce con una serie de sonidos que les permite atraerse mutuamente entre macho y hembra. Una vez realizada la gestación, tardarán entre 4 a 12 meses en nacer, teniendo una única cría.

Su cachorro permanecerá a su lado aproximadamente un año, todo en espera a que tengan el pelaje suficiente para poder comenzar a sumergirse en el mar y buscar su propio alimento por si solos.

¿En peligro de extinción?

A principios del siglo XX, la población de esta nutria se redujo en gran medida. Pero gracias a los esfuerzos de grupos durante las últimas décadas, la cantidad ha aumentado en gran medida, aunque todavía es una especie vulnerable.

También vale la pena destacar que por vivir en zonas de pesca, es común que terminen en redes de pescadores sin querer, lo que ha hecho más difícil su vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *